Se ha enviado una circular informativa a la colegiación sobre el Real Decreto 487/2022, de 21 de junio acerca de los requisitos sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

Las medidas contempladas en dicha norma se aplicarán a las instalaciones que puedan ser susceptibles de convertirse en focos de exposición humana a las bacterias y, por tanto, de propagación de la enfermedad de la legionelosis, entre las que se incluye en el Anexo I de la norma, los SISTEMAS DE AGUA A PRESIÓN EN TRATAMIENTOS DENTALES, así como cualquier otra instalación que utilice agua en su funcionamiento y produzca o sea susceptible de producir aerosoles que puedan suponer un riesgo para la salud de la población.

El Consejo General solicitó expresamente al Ministerio de Sanidad la exclusión de las clínicas dentales del ámbito de aplicación de este Real Decreto ante la evidencia científica de ausencia de riesgo en sus equipos dentales, pero al no haber tenido respuesta hasta la fecha debemos informaros de que las clínicas dentales se encuentran dentro del ámbito de aplicación de esta norma, al utilizar sistemas de aguas a presión por lo que, a partir del 1 de enero de 2024, será obligatorio el cumplimiento de las medidas preventivas y de control que se contemplan en el citado Real Decreto, siendo el responsable de ello el titular de la instalación, sin perjuicio de poder contratar un servicio externo para la realización total o parcial de las actuaciones y obligaciones descritas en dicho Real Decreto.

Dada la complejidad y especialización que requiere la adopción de las medidas exigidas, es aconsejable contratar a una empresa del ámbito de la Sanidad Ambiental debidamente autorizada e inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de Andalucía (ROESBA), que ejecute correctamente las exigencias marcadas por la citada norma.
Más información sobre el ROESBA en este enlace.