El presidente del Consejo General de Dentistas de España, Dr. Óscar Castro Reino, ha criticado la aprobación del Real Decreto 435/2024, que establece que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) emita un informe preceptivo, no vinculante, sobre las propuestas de nuevos códigos deontológicos o modificaciones de éstos y que obliga a los colegios a motivar cualquier desacuerdo con las observaciones de la CNMC.

Ante este hecho, el presidente del Consejo General ha defendido la autonomía de la Organización Colegial de Dentistas para implantar o modificar su propio código deontológico, y ha considerado que este Real Decreto supone una “injerencia inadmisible” en las competencias colegiales consagradas en las leyes y en nuestra jurisprudencia.

“Nuestra Organización no puede admitir ni tolerar ningún tipo de injerencia por parte de organismos externos en lo que respecta a nuestro código deontológico, que garantiza unos altos estándares de calidad asistencial en nuestra relación con los pacientes”, ha explicado, al mismo tiempo que ha recordado que los principios éticos y deontológicos abarcan aspectos como la honestidad, la confidencialidad, la competencia profesional, y el compromiso de mantenerse actualizado para ofrecer la mejor atención posible.

En este sentido, ha argumentado que los diferentes consejos generales y colegios oficiales de las profesiones sanitarias deben mantener íntegras sus competencias para garantizar la protección al paciente, la cohesión profesional, la capacidad de autorregulación y la credibilidad merced al compromiso con altos estándares éticos y profesionales.

“Solo los consejos generales y colegios profesionales sanitarios están verdaderamente capacitados para evaluar y actualizar las normas éticas de cada profesión, siempre en defensa de la integridad y la independencia frente a intereses comerciales o políticos externos, y con el objetivo final de garantizar la salud de nuestros pacientes”, ha concluido.